Lovense Edge 2: Revisión de este masajeador de próstata conectado 

La reputación del Lovense está bien establecida. La empresa, especializada en el desarrollo de juguetes sexuales conectados, ha hecho y sigue haciendo felices a millones de mujeres. Sin embargo, los juguetes de la marca no sólo están diseñados para las mujeres. También hay modelos para hombres. Este es el caso de Edge 2, el masajeador de próstata conectado (La evolución del modelo anterior Edge). Señores, probablemente se preguntarán si este sextoy puede realmente ayudarles a alcanzar el séptimo cielo. Esta es nuestra opinión sobre el producto.

¿Qué es el Edge 2?

El Edge 2 es un sextoy que estimula el punto P para obtener un orgasmo prostático. El masajeador tiene un cabezal ajustable con una forma perfectamente diseñada para excitar la próstata de forma intensa y precisa. Debajo de la cabeza hay una bola que mantendrá el juguete en una posición estable durante su uso. Además, el juguete cuenta con una batería de alta calidad y dos potentes motores que emitirán intensas vibraciones.

Embalaje 

¿Quiere comprar un sextoy sin despertar las sospechas de los que le rodean? Los productos Lovense vienen en una caja clásica. En la caja encontrará un masajeador de próstata y un cable de carga USB. Además, con el juguete se incluye una guía de instalación rápida y un manual de usuario. Por último, hay una bolsa de almacenamiento en la que puedes guardar cuidadosamente tu Edge 2.

Las características técnicas 

Longitud del cabezal insertable 9,1 cm
Diámetro de la cabeza insertable 3,5 cm
Peso 151.3 g

Características y funciones de Edge 2

Conectividad 

Edge 2 puede manejarse desde un dispositivo móvil, independientemente del lugar en el que se encuentre la persona que lo controla, ya sea en la misma habitación que tú o en la otra punta del mundo. Para la conexión a corta distancia, es decir, a través de Bluetooth, puedes disfrutar de una conexión estable e ininterrumpida, siempre que el mando a distancia esté a una distancia de 3 m cuando estés sentado y de 6 m cuando estés de pie. 

Vibraciones

El Edge 2 cuenta con dos potentes motores que proporcionan potentes vibraciones. Cuando se introduce el juguete y se enciende, la cabeza se mueve y vibra al mismo tiempo, lo que hace que las sensaciones sean aún más intensas.  

También puede ajustar el ángulo de la inserción para que se adapte a sus necesidades y a su forma. No te preocupes, es sencillo y no hay riesgo de dañar el juguete. 

Confort 

La comodidad es un punto importante cuando quieres darte placer. Para su placer, Lovense ha seleccionado un material de buena calidad: silicona médica, sin látex ni ftalatos. Así podrá utilizar su juguete sin temer por su salud.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el masajeador de próstata es bastante grande. Si eres un principiante, quizá debas pensártelo dos veces antes de empezar. Por lo demás, hay algunas cosas que debes hacer para prepararte para el primer uso. El juguete también es bastante pesado. Pero una vez colocado, se mantiene en su sitio y no se cae.

Discreción

El Edge 2 es un discreto masajeador de próstata que puedes utilizar cuando salgas. De hecho, si eliges los niveles más bajos, apenas lo oirás vibrar. Por otro lado, si subes la intensidad, el juguete será ruidoso. Afortunadamente, el nivel de ruido sigue siendo aceptable en entornos concurridos, como restaurantes y cines. 

¿Cómo se utiliza el Edge 2?

En primer lugar, antes y después de cada uso, debes enjuagar el Edge 2 con agua tibia y un jabón suave, incluso si has colocado cuidadosamente el juguete en la bolsa de almacenamiento. También puedes utilizar un limpiador de sextoys. 

En segundo lugar, para simplificar el proceso de inserción, utilice lubricantes a base de agua. Una vez colocado, puedes ajustar el sextoy según tu morfología. De hecho, puede cambiar la curvatura y el ángulo de la pieza insertable. Si eres principiante, por ejemplo, y no quieres que el juguete apunte a la próstata, puedes enderezar la cabeza para una estimulación más indirecta.

Además, como todos los juguetes de Lovense, el Edge 2 se puede controlar manualmente con el botón. Sin embargo, si quieres que otra persona (esté donde esté) tome el control del juguete, debes utilizar la aplicación Lovense Connect, que generará un enlace o código QR. A continuación, deberá enviar este código a la persona en cuestión. 

En cuanto a la vibración, las posibilidades son infinitas. Además de los modos pregrabados, puedes crear tus propios ritmos vibratorios y el dispositivo puede almacenar hasta 10. También es posible sincronizar el Edge 2 con tus canciones favoritas. 

¿Quién puede utilizar la Edge 2?

Señores, la Edge 2 está diseñada para satisfacerles. Tanto si estás soltera como si tienes una relación, este estimulador puede proporcionarte sensaciones que nunca antes habías sentido. También puede utilizarlo con un compañero que estará encantado de activar las vibraciones desde el otro lado de la habitación o incluso desde el otro lado del mundo. 

¿Dónde comprar el Edge 2? 

Un sextoy de mala calidad puede ser un peligro para la salud. Para evitar sorpresas desagradables con productos falsificados, te aconsejamos que compres tu Edge 2 sólo en el sitio web oficial de Lovense. De este modo, se beneficiará de una garantía de 12 meses y se asegurará de que el producto es auténtico y funcional. Y si tienes la mala suerte de encontrar un defecto en el juguete que acabas de comprar, puedes reclamar o pedir el reembolso más fácilmente. 

Nuestro veredicto 

El Edge 2 es, sin duda, uno de los mejores masajeadores de próstata del mercado actual. Aunque es más grande y robusto, se siente muy bien y es perfectamente adecuado para el uso en solitario o en pareja. Además, el juguete tiene una muy buena relación calidad-precio, ya que se puede conseguir por menos de 100 euros. Si aún no lo tienes en tu colección, ¡deberías comprarlo ahora! 

Código promocional Lovense

Hola,
Una vez al mes envío un correo electrónico a todos mis suscriptores con todas las ofertas de todas las marcas de juguetes. Si quieres recibirlo, no dudes en suscribirte.
Desplazarse hacia arriba